ASOCIACION DEL PERSONAL DEL INSTITUTO NACIONAL DE TECNOLOGIA AGROPECUARIA

El Mundo del Trabajo

  • 31-12-2005

    España. Oficinas sin tabaco, entre todos los lugares cubiertos


    La Ley Antitabaco afronta su prueba de fuego con la vuelta al trabajo

    MADRID.- La restrictiva Ley Antitabaco, que impide fumar en centros de trabajo, restaurantes y algunos bares, afronta hoy su prueba de fuego. Tras el fin de semana festivo, miles de españoles regresan a sus empleos, donde les aguarda la prohibición de encender un cigarrillo.La ley entró en vigor a las 0.00 horas del 1 de enero. Sin embargo, el primer día del año fue una jornada de escasa actividad, por lo que no pudo apreciarse la nueva realidad de los fumadores. La mayoría de los bares y cafeterías que abrieron sus puertas tenían colgado, en lugar visible, el cartel de permitido fumar y se veía en ellos a ciudadanos con el cigarro encendido. Y es que los dueños de los establecimientos de ocio y restauración que tienen menos de cien metros cuadrados pueden, según establece la nueva ley, decidir si permiten o no fumar en su interior. Los que superan esa superficie deben señalizar con un cartel cuál es la zona destinada a los fumadores, hasta que hagan las obras de separación física, para lo que tienen un plazo de ocho meses.Según las estimaciones del sector hostelero, cerca de un 90% de los locales pequeños permitirá fumar, aunque se espera que el porcentaje disminuya con el tiempo.

    Oficinas sin humos. En cuanto a los centros de trabajo, el de Año Nuevo no fue tampoco un buen día para comprobar si los trabajadores cumplen la ley, que prohíbe fumar en todas las dependencias cubiertas de los centros de trabajo, públicos y privados, ya que fueron muy pocas las empresas que abrieron sus puertas.Será por tanto hoy, con la vuelta masiva al trabajo, cuando se compruebe de manera generalizada si los españoles -entre un 25 y un 30% de la población es fumadora, según las encuestas- cumplen la ley, y cuando se vea si los empresarios son comprensivos con aquellos empleados que salgan a la calle más de la cuenta para fumar.

    El incumplimiento de la prohibición que establece la ley por parte del trabajador se considera una falta leve, con sanciones previstas de 30 a 600 euros, pero si se acumulan tres infracciones leves, entonces se convertirá en grave, y se sancionará con multas que van desde 601 euros hasta 10.000. Permitir fumar en los lugares donde existe una prohibición total será considerado infracción grave.

    Tras la entrada en vigor de la nueva ley, aprobada por el Congreso de los Diputados el pasado 15 de diciembre, también será más difícil comprar tabaco, porque la norma restringe casi a la mitad los puntos de venta de este producto, que ya sólo podrá adquirirse en los estancos o a través de máquinas expendedoras que cuenten con las debidas autorizaciones.

    EFE y elmundo.es

     

1 2 3 4 ... 8
APINTA
Personería Gremial N° 1191 Malabia 2157 - CP: 1425 Telfax: (011) 4831-7123 4832-2277 Adherida a la CGT
Copyright © APINTA 2002 - 2024 - Todos los derechos reservados.
OSMOSIS