ASOCIACION DEL PERSONAL DEL INSTITUTO NACIONAL DE TECNOLOGIA AGROPECUARIA

El Mundo del Trabajo

  • 31-10-2005

    OIT: la industria de los textiles y el vestido pide apoyo

    Nota 1 - Reunión tripartita sobre la promoción de una globalización justa en el sector de los textiles y el vestido en el contexto posterior al Acuerdo Multifibras, Oficina Internacional del Trabajo. Ginebra, 24-26 de octubre de 2005.  Comienza la 294ª sesión del Consejo de Administración de la OIT Habrá discusiones sobre la situación en Myanmar y la necesidad de impulsar el trabajo decente como un objetivo mundial . Jueves 3 de noviembre de 2005. 

    GINEBRA (Noticias de la OIT) - El Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) inició hoy en esta ciudad su 294ª sesión con una agenda que incluye temas como los derechos laborales en Myanmar, la globalización y la situación del empleo en el mundo, en especial entre los jóvenes. La reunión, que en esta oportunidad se realiza entre el 3 y el 18 de noviembre, también examinará las actividades que desarrolladas por la OIT en diversos países en el campo de la promoción del empleo y la protección social. Con seguimiento a la resolución sobre empleo juvenil adoptada durante la 93ª sesión de la Conferencia Internacional del Trabajo en junio, el Consejo de Administración también debatirá sobre las acciones que puede desarrollar la OIT en este campo. La Subcomisión sobre empresas multinacionales revisará el Octavo estudio sobre el efecto de la Declaración tripartida de la OIT relativa a los principios relacionados con empresas multinacionales y política social, que trata sobre empleo, capacitación, condiciones laborales, vida y relaciones industriales, y que promueve una contribución positiva por parte de estas entidades al desarrollo económico y social. El último informe del Comité sobre Libertad de Asociación también forma parte de la agenda de esta sesión del Consejo de Administración.

    Myanmar.En el caso de la situación del trabajo forzoso en Myanmar el Consejo de Administración considerará los últimos acontecimientos registrados en ese país y los pasos que se adoptarán tras las observaciones de la Comisión de Aplicación de Normas, presentadas ante la Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT en junio. Al hacer notar que la actitud de "esperar y ver" adoptada por la mayoría de los miembros desde 2001 no podía continuar, la Comisión solicitó a los delegados tripartitas ante la OIT que revisen sus relaciones con Myanmar, incluyendo aspectos como la inversión extranjera directa y las empresas que son propiedad del estado o de los militares, y que informen sobre esto al Consejo de Administración durante el encuentro en noviembre. Un informe presentado al Consejo de Administración informa acerca de una serie de amenazas de muerte recibidas por el Oficial de Enlace de la OIT entre agosto y septiembre de 2005. Este documento plantea estas y otras situaciones, incluyendo manifestaciones oficiales y semioficiales y una campaña mediática contra las actividades de la OIT en Myanmar, "afectan seriamente" su capacidad para desarrollar sus funciones Este informe también destacó que durante reuniones con la OIT el 18 y 19 de octubre, funcionarios de Myanmar dijeron que autoridades de ese país habrían decidido retirarse de la OIT. Sin embargo la notificación de esta decisión había sido postergada para permitir la evaluación de otras opciones. Hasta el momento la OIT no ha recibido una notificación formal de retiro.

    Globalización. El Grupo de Trabajo sobre la dimensión social de la globalización efectuará un seguimiento a la Cumbre Mundial de la ONU realizada en septiembre en la cual más de 150 jefes de Estado y de Gobierno declararon en forma unánime que "respaldamos firmemente una globalización justa, y resolvemos asumir las metas de empleo pleno y productivo y de trabajo decente para todos... como parte de nuestros esfuerzos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio". Uno de los temas planteados para la discusión es la creación de un foro que abordaría temas relacionados con la globalización y el trabajo decente. El Grupo de Trabajo también debatirá sobre las consecuencias que tienen para los empleadotes y trabajadores el sistema financiero internacional vigente en este momento, y la forma en que la OIT podría promover iniciativas de coherencia de políticas con otras entidades internacionales, con el fin de impulsar el crecimiento, el empleo digno y las inversiones.  
        
    La industria de los textiles y el vestido pide apoyo a la OIT frente al impacto laboral de la expiración del acuerdo multifibras.Jueves 27 de octubre de 2005.

    GINEBRA (Noticias de la OIT) - La industria de los textiles y el vestido ha solicitado a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que asuma un papel relevante frente a la "revolución" provocada en el sector por la expiración del Acuerdo Multifibras, cuyas consecuencias afectan a millones de trabajadores en el mundo entero. Representantes de gobiernos, trabajadores y empleadotes vinculados con este sector pidieron a la OIT que coordine una respuesta social de alcance mundial, y que apoye programas de capacitación y otras medidas similares para hacer frente a la expiración de este Acuerdo y a su impacto sobre una industria que emplea unos 40 millones de trabajadores en cientos de miles de empresas que mueven cerca de 350 mil millones de dólares al año. "Tras la expiración de las cuotas previstas en el Acuerdo Multifibras el sector de los textiles y el vestido está experimentando en todo el mundo una gran revolución que genera miedos, desafíos y oportunidades", dijo el presidente de la reunión (Nota 1) realizada entre el 24 y el 26 de octubre, Jean-Jacques Elmiger. "Se nos abre una ventana, pequeña pero importante, para elaborar y aplicar estrategias sostenibles en un marco de colaboración". Esta reunión fue la primera en la cual gobiernos, empleadores y trabajadores discutieron conjuntamente sobre la expiración del Acuerdo Multifibras y presentaron propuestas para enfrentar su impacto sobre el empleo, las empresas y la cadena de abastecimiento. La asistencia a los debates fue superior a la de los delegados que habían sido invitados, lo cual refleja el gran interés generado por esta situación. Los participantes estuvieron de acuerdo en que la contribución de la OIT a una respuesta multilateral para los desafíos enfrentados por la industria podría incluir cuatro elementos principales:

    *Un impulso al desarrollo de la capacitación tanto de los trabajadores como de los cargos directivos en este sector, así como a la empleabilidad de los trabajadores.

    *Un nuevo servicio mundial de información y análisis, abundante y actualizado, sobre el tema del empleo y el cumplimiento a las disposiciones de las normas laborales internacionales fundamentales.

    *Asistencia y apoyo a los países exportadores preparados para ratificar y aplicar las normas laborales internacionales fundamentales.

    *Establecimiento de un foro mundial sobre responsabilidad social que permita el diálogo entre gobiernos, empleadores y trabajadores, agencias internacionales vinculadas con el sector, y otras entidades interesadas.

    "Estas estrategias permitirán que la industria pueda lograr un ambiente positivo, beneficioso para todos, que implique respeto a los derechos de los trabajadores, diálogo social y relaciones laborales, competitividad y productividad", dijo Sally Paxton, directora ejecutiva de la OIT encargada del seguimiento a los desafíos planteados por la expiración del Acuerdo Multifibras.

    La reunión solicitó a los países desarrollados que respalden iniciativas para favorecer el cumplimiento de las normas laborales internacionales por parte de los países proveedores y para ofrecer asistencia técnica a países en desarrollo, así como para facilitar la aplicación de programas de reestructuración laboral con responsabilidad social. Al mismo tiempo pidió a los países en desarrollo que adopten estrategias en las cuales combinen sus esfuerzos por lograr una mayor productividad con la promoción del trabajo decente, especialmente mediante la creación de entidades tripartitas capaces de controlar las consecuencias sociales y económicas de la expiración del Acuerdo. En el caso de los países menos adelantados se destacó la necesidad de programas de capacitación para mejorar las opciones de los trabajadores dentro o fuera del sector de los textiles y el vestido. El encuentro reconoció la necesidad que durante este período de transición haya una cadena de abastecimiento responsable basada en asociaciones que equilibren los intereses sociales y comerciales. Se le solicitó a la OIT que provea asistencia en la realización de todos estos esfuerzos. A pesar que hubo diferencias de opinión, el presidente hizo notar en su informe de la reunión que la OIT debería cooperar en forma más activa con el Banco Mundial, la OMC e iniciativas como el Global Compact, las guías de la OECD para empresas multinacionales, y el Foro del Acuerdo Multifibras. Se destacó que este último constituye un grupo que ha estado buscando alternativas para que los países puedan adaptarse y sobrevivir a los cambios e impactos generados por la liberación de las cuotas en el sector.


     

1 2 3 4 ... 8
APINTA
Personería Gremial N° 1191 Malabia 2157 - CP: 1425 Telfax: (011) 4831-7123 4832-2277 Adherida a la CGT
Copyright © APINTA 2002 - 2024 - Todos los derechos reservados.
OSMOSIS